"Content curator": el experto del contenido en la Red

Una de las características que posee Internet es el enorme volumen de información que podemos encontrar. El encargado de manejar, apropiadamente, este constante flujo informativo es el “content curator”.
Su tarea es la de buscar, agrupar y compartir de forma continua aquella información más relevante. Así, el curador de contenidos o responsable de contenidos, como también lo denominan algunos, efectuará tareas como la búsqueda de información, precisa y relevante, que después adaptará al canal por el que se ha de hacer su difusión. De esta forma, se dinamizará la comunidad asignada.

Éstas funciones no son nuevas, si tenemos en cuenta que tanto los bibliotecarios como los profesionales de medios de comunicación han manejado siempre grandes cantidades de información, facilitándolas al ciudadano de a pie.
Cuando se acude a una biblioteca o centro de documentación, es al bibliotecario al que se acude para que nos ayude a encontrar un determinado documento. Del mismo modo, cuando leemos una noticia es el periodista el que ha recopilado la información, la ha organizado y ha sintetizado lo más relevante de un suceso.

Videos, artículos, fotografías, canciones, en definitiva, cualquier contenido digitalizado, puede ser la materia prima del “content curator”. Ésta puede estar en forma de RSS, links posteados en blogs o en las redes sociales (Facebook, Twitter, Tuenti, etc.).
En una empresa, es el “content curator” el encargado de discriminar lo superfluo y poner en orden estos contenidos. Para ello deberá buscar informaciones relacionadas con el sector de forma que en el blog, página o perfil de Facebook no se publiquen únicamente noticias de la compañía, sino también de aquella que aporte valor añadido a la empresa que la haga diferenciarse de la competencia y ser un referente.

Asimismo, ayuda a mejorar la imagen de marca y la visión de los usuarios cambia de manera positiva, ya que la empresa pasa a generar contenidos de calidad. Por ello, el “content curator” se está convirtiendo en un elemento básico de comercialización para muchas empresas con presencia on line.
Esta salida profesional puede ser muy interesante para aquellos redactores freenlance, cuya labor consistirá en seleccionar y comentar información disponible sobre un tema en Internet.

Un dato a tener en cuenta es que no siempre genera contenido, sino que lo recopila y organiza para entregárselo al blogger o al “community manager” (eso dependerá de las características de cada empresa).
Como consecuencia, la web correspondiente se actualiza con más frecuencia, y por otro lado, debemos tener en cuenta que los motores de búsqueda tienden a premiar a estos sitios actualizados mediante la indexación con más frecuencia.

Perfil profesional de un “content curator”

  • Contar con experiencia y conocimientos previos que permitan aportar un valor añadido al filtrado.

  • Conocer a la audiencia, lectores, marcas o instituciones que te leen.

  • Estar al tanto de las tendencias, iniciativas y proyectos del sector.

  • Saber filtrar la información que sea relevante.

  • Monitorizar o vigilar a las asociaciones comerciales y eventos de la industria.

  • Disfrutar buscando todo lo nuevo que surja y que sea de interés.