Cuando no estar localizable te hace más productivo

¿Quieres saber un secreto? Yo no estoy siempre accesible. No siempre contesto el teléfono. A veces, ni miro el correo cada día. Y gano y disfruto muchas más cosas gracias a ésto.

Un día estaba en mi oficina en un reunión sobre un tema importante. Mientras tanto, un colega me envió un correo. Luego envió un mensaje, llamó a mi teléfono fijo y seguido inmediatamente a mi móvil. En este punto, supuse que algo importante estaba pasando, así que salí de la reunión para ver qué era tan importante.
Resulta que simplemente estaba buscando un documento y quería saber si yo lo tenia.
No era urgente. Sin embargo, esta persona no vió el problema en varias ocasiones al interrumpirme. De hecho, él estaba frustrado porque no podía encontrarme.

Limitar las interrupciones

Yo soy un gran creyente de que nuestras herramientas de comunicación están ahí para nuestro beneficio. No para el beneficio de los demás interrumpiendo constantemente nuestras vidas. La respuesta a la pregunta: "¿Por qué no contestaste el teléfono?" es: "Porque yo estaba ocupado."

Cuando estoy trabajando en algo importante, tiendo a excluir todas las interrupciones externas. Me aislo para poder realizar su trabajo. Estas son algunas de mis técnicas favoritas para limitar las interrupciones:

  • No contestar el teléfono: Si yo no sé quién está llamando, no respondo. Así de simple. Para eso sirve el buzón de voz.
  • Sólo leo el correo electrónico importante: No leo el correo electrónico muy a menudo. Cuando lo hago, me aseguro de que leí los más importantes en primer lugar. Yo uso la nueva bandeja de entrada VIP de Gmail.
  • No leo correos electrónicos no solicitados: Un montón de gente se queja de spam. Lo que yo hago simplemente es no leerlos. Borrarlos.
  • Uso vías rápidas de comunicación: Twitter o whatsapp pueden ser mucho más eficiente en algunas circunstancias. A veces no es necesario hablar por teléfono o tener una conversación cara a cara.
  • Cerrar la puerta: Cuando estoy trabajando en algo que necesita concentración y tiempo creativo ininterrumpido, cierro mi puerta. No permitas que algunas “política de puertas abiertas” te impida hacer tu trabajo.
  • Creo espacios en el tiempo con mis compañeros para discutir algunos temas o avanzar en distintos proyectos. Pero son ventanas en tiempo o horarios estrictos. Por ejemplo de 9 a 10 de la mañana tendremos una hora flexible para comunicar, preguntar e interrumpir.
  • Practica el derecho de rechazar: Muchas personas se sienten culpables si no contesta su teléfono o respondió inmediatamente a un correo electrónico. Date permiso para disminuir las interrupciones.

En resumen, aíslate cuando sea necesario

Puedo crear mi propio aislamiento para evitar interrupciones. Y puede ser inalcanzable, por un tiempo, mientras esté haciendo el trabajo. Sólo asegúrate de encender el teléfono cuando hayas acabado.