Las mujeres pueden defenderse en un mundo masculino

Unirse a una industria dominada por los hombres, como las operaciones de ingeniería, ciencias de la computación o la construcción, puede ser intimidante. Pero sí se puede trabajar en una oficina predominantemente masculina.
Las mujeres a menudo tienen dificultades para encontrar la manera de ganarse el respeto de sus colegas masculinos, por este motivo es imperativo establecerse como una empleada inteligente y sensata. Estas son algunas maneras de moverse por una oficina con mayoría de hombres.

Asegúrate que las mujeres son valoradas

Antes de incorporarte a una empresa en una industria dominada por hombres, asegúrate que la compañía valora y promueve las mujeres. Revisa para ver si las mujeres están representadas en el consejo y en posiciones de liderazgo en la compañía, dice Betty Spence, presidente de la Asociación Nacional de Mujeres Ejecutivas, una asociación de mujeres de negocios en Nueva York.
Durante el proceso de entrevista, considera preguntar y hablar con las empleadas para recibir sus aportes y ponte en contacto con el depto. de recursos humanos para preguntar acerca de las políticas, como la licencia por maternidad.

Identificar alfa y machos beta

Separa los dos tipos de hombres en la oficina y participar en consecuencia, dice Christopher Flett, fundador de CEO Ghost, un programa de desarrollo profesional para las mujeres. Los machos alfa tienen en mente el "lograr que se haga", por lo que cuando se habla con un compañero "alfa", utiliza el lenguage "orientado a objetivos" y llega al punto rápidamente, dice el Sr. Flett. Los machos Beta están más preocupados por la colaboración y la asociación, adapta tu lenguaje en consecuencia.

Encuentra una mentora

Busca una empleada de la empresa para que sea tu mentora. Te puede proporcionar un sistema de apoyo integrado y puede ayudar a determinar la realidad de la compañia, dice Raylie Dunkel, un coach ejecutivo y director de desarrollo con Exchange Liderazgo de la Mujer.
Si no puedes encontrar a alguien en la compañía, afíliate a una organización profesional y crea conexiones allí. Los mentores con experiencia directa en un lugar de trabajo dominado por los hombres puede ofrecer valiosos consejos para moverte por situaciones difíciles.

Hablar asertivamente

Elimina la frase "lo siento" de tu vocabulario, a menos que esté realmente justificada. Las mujeres tienden a pedir disculpas por situaciones que no son responsables, lo que demuestra debilidad, dice la Sra. Spence. No comiences las oraciones con la frase "Yo creo", como se degrada a lo que estás diciendo, dice la Sra. Dunkel.
Sigue el ejemplo de tus compañeros de trabajo y se directa y confiada. Practica eliminando cualquier rastro de duda de tu vocabulario y se declarativa y firme cuando hablas.

Socializar con los chicos

Puedes sentirte como si estuvieras rompiendo una fiesta de la fraternidad, pero has tu mejor esfuerzo para socializar con tus colegas varones en situaciones formales e informales. Ya se trate de quedar a luego para el almuerzo o copas después del trabajo, la información importante se intercambia de manera informal, siendo el sitio para escuchar, puede beneficiarte en tu carrera, dice la Sra. Spence.
Si te sientes apartada del grupo, organiza tus propios eventos, dice la Sra. Dunkel. Considera la posibilidad de unirte al equipo del deporte que practiquen en la compañía o de otras actividades.

No asumas roles estereotipados

Las mujeres son naturalmente serviciales y es algo que no hay que tener miedo a mostrar en el trabajo.
Sin embargo, ten cuidado de no parecer servil. Sra. Spence dice nunca acomodar una sala despues de una reunión o llevar café a tus compañeros de trabajo de forma habitual, corres el riesgo de ser estereotipada y aprovechada.