Limita tu mensaje a la menor cantidad de palabras posible

Tus clientes son constantemente bombardeados con información nueva. La simplicidad nunca ha sido tan potente.

Es increíble lo complejo que nuestras vidas se han vuelto. Piensa en ello, nada es sencillo. En tu página de Facebook suceden cientos de cosas que no puedes seguir. El aumento de la complejidad ha conducido a una disminución en la concentración. Es difícil saber lo que es importante y prioritario.

Pues lo mismo le pasa a tus clientes. El ruido es tan ensordecedor que a veces el mensaje más importante puede fácilmente perderse en la confusión. ¿Qué estás tratando de decirme? ¿Qué necesito saber acerca de ti y tus productos? ¿Qué es lo que quieres que me acuerde de ti, de tu empresa?

Todo el mundo está hablando al mismo tiempo, dicen mucho, que los clientes ya no pueden recordar lo que hemos empezado hablando en primer lugar. Los tweets vuelan a través de una atmósfera tan espesa como una bandada de pájaros, llenando la mente con un flujo interminable de información inútil, y desplazando a las pocas cosas que realmente valen la pena conocer.

¿Por qué es esto tan importante?

Porque el mundo es más ruidoso ahora de lo que ha sido siempre, la competencia es más dura y más global, y tu cliente está siendo bombardeado durante todo el día con una corriente masiva de mensajería que hace cada vez más difícil recordarte a ti y a tu empresa.

¿Qué se puede hacer al respecto?

Centrarse en la simplicidad. Para que sea realmente memorable el producto o servicio que las personas recuerden cuando las aguas se calman, es necesario afinar tu mensaje, optimizar tus frases, y entregar solo un fuerte mensaje y entregarlo de forma clara y concisa.

Una de las habilidades más valiosas en el mundo es la capacidad de explicar conceptos complejos en simples y fáciles de entender. Escribir un montón de palabras es fácil. La composición de tu objetivo con un número mínimo de palabras es muy difícil. Sin embargo, es mucho más eficaz. Mark Twain dijo una vez: "Puedo escribir más corto, pero no tengo tiempo." Encuentra el tiempo.

Imagina que tienes un minuto para decirle a un cliente potencial por qué debe hacer negocios contigo. Porque en el mundo de hoy, eso es todo lo que tienes de todos modos.

Hay elegancia en la simplicidad. La sencillez no significa la eliminación de las características, beneficios o servicios de tu producto. Esto significa que es imporante destacar lo que es más importante acerca de estas características, y explicarlos en el menor número de palabras posible.